Doula

El parto es tuyo, así que como doula respetaré, apoyaré y protegeré tus propias decisiones durante el embarazo, el parto (tanto si es domiciliado como si es en hospital) y el método de crianza que elijas, sin importar si cambias de opinión o te mantienes en tus propósitos.

La comunicación que establecemos es respetuosa, llena de confianza y empatía. Una presencia femenina exclusiva. Una mujer que ya conoces y con la que has establecido un vínculo sin roles emocionales que condicionan. Una relación que se basa en la responsabilidad de cada parte.

Para mí, el empoderamiento de la madre y el padre es vital. Cada embarazo, cada parto, cada familia vive su momento, sus circunstancias, cada uno auténtico y distinto. Te informaré y te ayudaré a confiar en la sabiduría de tu cuerpo, en tu intuición y en el saber hacer del bebé.

Tipos de acompañamiento

Antes de decidir si soy la persona adecuada para acompañarte en un momento tan importante, es imprescindible que nos conozcamos un poco mejor. Sin ningún compromiso ¿nos tomamos juntas una infusión?