El parto en casa, ¡No es de valientes!

Si hay una frase que me han repetido hasta la saciedad cada vez que decía que Max iba a nacer en casa es:

¿Parto en casa? ¡Qué valiente!

Yo en esos momentos sólo podía respirar y sonreír, pero en mi cabeza tenía claro que no, el parto en casa NO es de valientes. Y para parir en casa se necesitan muchas cosas, pero una de ellas No es la valentía.

¿Quieres saber qué necesitas para parir en casa? Aquí te dejo mi lista de imprescindibles:

1. PACIENCIA: Necesitas mucha paciencia, para pasar las horas de trabajo de parto. Piensa que sólo la fase de preparto puede durar hasta 24 horas, y aunque no siempre tiene que ser así tómatelo con calma, tu hijo nacerá hoy… ¡o mañana!

2. CONFIANZA: Confía en tu cuerpo que está diseñado para dar a luz, confía en tu intuición y en las personas que elegiste para que te acompañen.

3. SEGURIDAD: Sentirte segura en tu espacio, y con las decisiones que tomaste de manera informada y consciente para este momento.

4. FLEXIBILIDAD: Siempre debemos ser flexibles, los partos casi nunca son exactamente como los planeamos, sea como sea ¡Será perfecto!

5. SENTIR: Querer vivir todas las fases del proceso, desde las partes menos intensas hasta las más potentes. Tienes que vivir tu proceso para que tu bebé nazca, puede ser muy intenso, pero, si aprendes a navegarlo, no lo sufrirás. El parto puede ser increíblemente placentero.

Mi cuarto parto, en casa. Abril 2022 (plena pandemia).

6. DEJAR EL CONTROL: Soltar el miedo, dejarse llevar, sin importar las opiniones de los demás ni tus propias expectativas.

7. RESPIRAR: Respirar le aporta oxígeno a tu bebé, te enfoca, te relaja, te da fuerza, te regresa al aquí y al ahora.

8. CONECTAR CON TU LINAJE: Tienes que estar dispuesta a encontrarte contigo misma, a enfrentar tus demonios, tus miedos, a descubrir tu sabiduría, esa sabiduría ancestral que tenemos todas las mujeres gracias a las que han parido antes de nosotras.

9. CONECTAR CON TU CUERPO: Con tu naturaleza mamífera, tus instintos, estar relajada te ayudará a que tu cuerpo haga lo que tu bebé necesita para nacer, a que el dolor te guíe, a disfrutar gracias a la cascada de hormonas que recorre tu cuerpo.

10. A TI MISMA: Entender que lo único que necesitas, es a ti misma. Saber que, sea como sea, vas a conseguir tu propósito, tener a tu bebé entre los brazos. No lo dudes, eres fuerte, potente y salvaje.

Y estas son las 10 cosas que necesitas, pero en ninguna de ellas está la valentía, ¿verdad?

En fin, no me considero una mujer valiente, pero sí puedo decirte que todos mis partos me han cambiado, de una forma u otra. Mi último parto decidí que fuera en casa, decidí de forma informada, meditada y consciente, y ¡fue la mejor decisión de mi vida!

Recuerda: El día del parto nace un bebé, pero también nace una madre. Si quieres que te acompañe es este fascinante y removedor camino, ¡contáctame!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.